20 jul. 2017

Fotografía práctica en la naturaleza

Conozco a Montse desde el curso de fotografía que hicimos en la Fundación Formación y Empleo de Toledo. en el otoño de 2016. Fue todo casual, desde su comienzo.

Mis padres tienen un negocio familiar en Toledo, concretamente en la calle del arroyo, muy cerca de un estudio fotográfico. Es un estudio fotográfico que hace todo tipo de trabajos sociales: bodas, reportajes de eventos, reuniones familiares, con un pequeño escaparate donde hay un par de fotos que observo cuando paso camino de la terraza del bar pararrayos. Me fijaba más en las fotos si estaban ambientadas en exteriores, jardines o en la rivera del Tajo.

El bar pararrayos es el punto de encuentro con Luis y Yolanda. Quedamos casi todos los domingos por la mañana para definir nuestra salida semanal orientada a conocer la naturaleza que nos rodea.
En estas salidas me hago cargo de la fotografía y, de ahí vino mi interés por hacer un curso, al no estar satisfecho con los resultados de mis imágenes. Me fastidiaba contemplar una foto que no representaba lo que me motivó a realizarla.

- "Pedro, buenos días ¿puedes hablar?"
- " Claro que sí Montse, ¿qué cuentas tan de mañana?
- "... pues es que cuando hicimos el curso de la Fundación en Toledo, comentamos que el contenido había estado muy bien, pero nos hubiera gustado completarlo con algo más centrado en nuestros intereses..."
- " Sí, estoy de acuerdo. Nos dieron unos conocimientos sobre encuadres, ajustes de cámara y composición muy interesantes, pero quedó pendiente un monográfico sobre fotografía de naturaleza."
- " Pues he encontrado una respuesta a nuestra demanda. En Cáceres en un pueblo situado en la ladera Sur de la sierra de Gredos, imparten monográficos de fotografía en la naturaleza, hasta un máximo de 4 personas."
- " Me parece genial, si no te importa pueden venir Luis y Yolanda con nosotros y combinamos aficiones pasando un fin de semana en la naturaleza."

Entorno chozo de cabreros
Son las diez de la mañana y estamos tomando un café en la terraza del bar pararrayos.
Montse, desde Aranjuez, acaba de llegar. Hace un día luminoso con buena visibilidad.
Apuramos el café y salimos con ilusión rumbo a un chozo en Gredos. La idea de estas experiencias en Extremadura que combinan naturaleza y fotografía nos atrajo desde el comienzo a los cuatro. Dormimos en un alojamiento tradicional de los cabreros de Gredos. Llevamos sacos de dormir pues hay que dormir en catres. Emocionante. Vamos a disfrutar de un contacto con la naturaleza muy directo.
Carlos responsable de Conyegar y fotógrafo, nos dará un taller de fotografía de la naturaleza.
Nos envió el programa por correo electrónico y vamos realizar dos salidas prácticas el viernes y sábado, teniendo una reunión para valorar la experiencia el domingo por la mañana; todo esto rodeados de robles, montaña y gargantas con un caudal de aguas limpias y transparentes.

Calleja acceso sierra
- " buenos días a los cuatro. En primer lugar, gracias por vuestro interés y entusiasmo demostrado en estos dos días. Vamos a ver y comentar lo que hemos hecho estos dos días".
Carlos se ha subido un portátil a la finca donde está situado el chozo y en una memoria USB ha ordenado por carpetas el trabajo de Montse y mío. En otra carpeta nos ha organizado las fotos de grupo con Luis y Yolanda, que son más documentales de recuerdo de nuestra estancia.
Nos muestra una foto hecha desde unos humedales del pico Almanzor con teleobjetivo y, nos recuerda: "el teleobjetivo es nuestro aliado para destacar motivos de interés en la naturaleza..." sigue con sus explicaciones matizando los argumentos de encuadre de las imágenes realizadas en estos dos días por las tierras de la comarca de la vera...

Estoy en casa repasando las notas del libro de campo que nos facilitó Carlos para anotar dudas durante el taller de fotografía. Ha sido muy intenso y práctico. La convivencia con los amigos una baquía inolvidable.

-----------------------
Pedro, amante de la naturaleza y fotógrafo. Julio 2017